¿Por qué el alboroto sobre el proceso de conversión? Reviewed by Momizat on . Incertidumbre y perspectivas de la actualidad contable [box type="infol"] En Colombia la implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera Incertidumbre y perspectivas de la actualidad contable [box type="infol"] En Colombia la implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera Rating: 0

¿Por qué el alboroto sobre el proceso de conversión?

Incertidumbre y perspectivas de la actualidad contable

En Colombia la implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera IFRS/NIIF y de la NIIF para pymes, es una labor que se adelanta en el mundo empresarial y que genera muchas inquietudes e incertidumbres,pero fundamentalmente generará impactos en la estructura financiera de las organizaciones, en el modelo de negocio, en los procesos y procedimientos transaccionales, en las prácticas comerciales, en las políticas laborales, en los controles sobre los riesgos, en la tecnología de uso las empresas.

¿Por qué el alboroto sobre el proceso de conversión? Porque la construcción del ESFA no es un simple acto de cumplimiento de unos decretos y unas guías, realizarlo bien, requiere comprensión del modelo de información financiera internacional, reflexión, juicios de valor, y mucho criterio profesional. En la práctica, es migrar de un sistema de información contable local, eminentemente fiscalista de uso esencialmente para el control y pago de cargas fiscales a un modelo financiero internacional, que es un conjunto de normas de información financiera legalmente exigibles y globalmente aceptadas, de alta calidad, basadas en principios claramente articulados que exige información trasparente, relevante, que sea imagen fiel de la realidad económica de la entidad. (Situación esta última difícil de entender, sobre todo para las empresas pymes).

Además, a nivel internacional se consideran que el proceso de adopción de las normas implica un proceso de dos años (año de transición y año de aplicación obligatoria), en Colombia los decretos que le dieron viabilidad al mismo, establecieron un cronograma de tres años (de preparación obligatoria, de transición y de aplicación obligatoria), que nos parece, fue insuficiente.

En el primer año de preparación obligatoria, las empresas como mínimo debían capacitar el personal, evaluar los sistemas tecnológicos de información, evaluar los posibles cambios a fin de dar respuesta oportuna y responsable al proceso.

El periodo de transición implicaba un ejercicio de simulación de impactos en el que se desarrollara el entendimiento de los cambios, las nuevas políticas y el análisis y asimilación de los impactos, funcionales y tecnológicos.

En el periodo de aplicación obligatoria la contabilidad y la información financiera debe elaborarse cumpliendo con los estándares internacionales y como resultado deberán presentarse los primeros estados financieros de acuerdo con las NIIF.

Así las cosas, el asunto pareciera sencillo y el viaje propuesto tendría un final adecuado, sin embargo, la realidad nos está demostrando que migrar a un modelo internacional no es una tarea fácil. Las empresas no han podido asumir el

compromiso con suficiente rigor (por varias razones), las entidades de vigilancia y control encargadas de cuidar la calidad y la transparencia no estuvieron preparadas ni siquiera para recibir la información inicial del ESFA (ejemplo patéticos de ello: Súper Salud y Súper Puertos y transportes, Súper solidaria).

Por ello, el proceso de convergencia a NIIF en Colombia se demorara mucho más que tres años, mientras que además, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública, CTCP, con el propósito de insertar el sistema contable colombiano en el sistema internacional, sigue poniendo en discusión los documentos de actualización, reforma y mejoramiento de estándar que emite el International Accounting Standards Board, IASB. Situación que incrementa la complejidad del proceso de convergencia y crea mayor incertidumbre.

Corresponde entonces a la profesión de la contaduría pública, manifestarse a través de sus distintas agremiaciones y foros sobre el futuro de la profesión, a los contadores les llegó la hora de no ser más actores pasivos del proceso. El proceso debe recorrerse de forma racional, reflexiva y sin atropellar el entramado empresarial sobre todo de las pequeñas y medianas empresas, pymes, si no queremos fracasar en el intento de llegar a buen puerto, debemos hacer un alto en el camino como se ha realizado en otras latitudes (Unión Europea). Tener claro que la convergencia a NIIF aprobada, implica adoptar un compromiso público con los más altos estándares de información.

Las NIIF son estándares internacionales básicos recomendados por el Consejo de Estabilidad Financiera, el Banco Mundial y la IOSCO. Contar con un único grupo de estándares global da confianza en las economías, reduce el costo de capital y reduce los costos de la presentación de informes, pero para lograr todo esto, el proceso debe estar bien culminado.

César Omar López Ávila
Docente programa de Contaduría Pública
Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas
colopez@uao.edu.co  

Comentar

Universidad Autónoma de Occidente - COPYRIGHT ©. All rights reserved. Cali - Colombia 2014

Scroll to top