Sostenibilidad turística, no es moda, es cultura. Reviewed by Momizat on .     Colombia como país megadiverso, debe incluir dentro de sus políticas el tema de la sostenibilidad turística, de esta manera se podrá ejercer el tu     Colombia como país megadiverso, debe incluir dentro de sus políticas el tema de la sostenibilidad turística, de esta manera se podrá ejercer el tu Rating: 0

Sostenibilidad turística, no es moda, es cultura.

Sostenibilidad turística

 

 

Colombia como país megadiverso, debe incluir dentro de sus políticas el tema de la sostenibilidad turística, de esta manera se podrá ejercer el turismo de manera organizada y con visión de futuro.

Hace varias décadas, un importante grupo de pensadores, filósofos, intelectuales y ciudadanos del común con razón y sentido humano, pensaron en la necesidad de reflexionar sobre cómo las propuestas de crecimiento de la economía mundial, se fundamentaban en la depredación y destrucción de los recursos, de lo natural y toda su infinita relación con lo cultural y social. 

Era el año de 1968, un momento en que vivíamos el esplendor de la revolución industrial representada en el capitalismo puro, en la desigualdad, en la explotación desmedida de los recursos y en la concentración de la riqueza, en camino donde los estados y capitales públicos y sociales declinaban ante los capitales privados y su modelo depredador.

Club_of_RomeEn ese momento, personajes como Aurelio Pecci, Alexander King y desde luego Donella Meadows, les dio por pensar diferente y proponer que los límites del crecimiento humano no eran infinitos, y mucho menos los recursos del planeta, y se hicieron llamar el Club de Roma con su llamado de atención, sobre la necesidad de revaluar lo que como humanos le estábamos haciendo al planeta.

Este campanazo mundial dio frutos, y desde ahí se pudo planear la Cumbre de Estocolmo que en 1972, incluye en la agenda política mundial la necesidad de pensar en el medioambiente, pues tal y como se decía en la Cumbre solo tenemos un solo planeta, en el cual hay elementos sociales y culturales en la planificación ambiental del mismo.

 

Aparece entonces la señora Brundtland, primera ministra noruega quien hizo un llamado a la humanidad sobre la necesidad de poder reflexionar sobre nuestro futuro común, las futuras generaciones y la necesidad de pensar en un modelo diferente de desarrollo humano, y se abre entonces el camino hacia la propuesta de desarrollo sostenible o sustentable, que en 1992 encontró el mayor de los apoyos en la convención de Río de Janeiro o mejor conocida como la Cumbre de la Tierra, donde se acuña el término y se define su concepto como tal.

Igualmente la Organización Mundial del Turismo, OMT, como parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, acoge esta importante iniciativa mundial y decide que desde ese momento todo proceso turístico en el mundo, deberá trabajar bajo el concepto del turismo sostenible, mejor entendido como aquel tipo de turismo, que tiene como objetivo la articulación de procesos ambientales, sociales, económicos y culturales, en la relación con turistas, a los cuales se les ofrece la prestación de servicios de calidad, a través de un proceso de negocios verdes, que permite generar desarrollo económico local y crecimiento endógeno, garantizando la conservación biológica y cultural con principios de ética de la conservación intergeneracional.

 

Es decir que desde 1992 esta premisa de la sostenibilidad debía ser parte de nuestro quehacer.

 

En Colombia, esta medida fue acogida como una directriz importante que pasamos por alto casi 24 años, a pesar de los esfuerzos del gobierno nacional por trabajar juiciosamente, – desde lo técnico, mas no desde lo pedagógico -, en construir estas normas de sostenibilidad, que en un país mega diverso son fundamentales para su desarrollo competitivo.

 

Pero lastimosamente nadie las atendió desde lo voluntario, al parecer porque nuestro sector turístico incipiente no logró dimensionar lo que eso significaba para el país. Tal vez faltó mayor educación, sensibilización, coordinación con los gremios, funcionarios públicos y sus contratistas absolutamente claros en el tema, no solo en saber leer la norma y dar visto bueno a la lista de chequeo, sino de verdad en entender qué es la sostenibilidad.

 

Las normas de sostenibilidad en Colombia

Ante este escenario, el gobierno nacional se ha visto en la penosa necesidad, de hacer de carácter obligatorias las normas de sostenibilidad para poder trabajar el turismo en el país, y ha puesto como penalización, que quien no cumpla la norma no tendrá registro nacional de turismo.

 

Este anuncio ha generado pánico colectivo, la crisis de nervios del sector, que cada día se pregunta en qué momento podrá lograr esta hazaña monumental de la sostenibilidad, si ni siquiera nuestras empresas de turismo entienden lo que es un Sistema de Gestión Ambiental llamado ISO 14001, que en una lógica real de compromiso de los empresarios con el planeta y sus recursos, era lo que había que hacer primero, para luego ser sostenibles.

 

Entonces podemos decir que la sostenibilidad no se volvió un tema cultural, a pesar de que estas normas han tenido el acompañamiento del Estado con leyes ambientales y políticas nacionales que dan fe, que en Colombia, se quiere trabajar en el tema, pero nos ha faltado un proceso de educación ambiental, que nos enseñe desde niños que significa vivir en un país mega diverso, rico en aves, orquídeas, insectos, mamíferos, agua, aire fresco y puro, en cultura, tradiciones y conocimientos empíricos, ancestrales y técnicos.

 

Tal vez por esta razón, es que no se le puede pedir al sector empresarial, que entienda que la sostenibilidad debe ser parte de su misión, valor y cultura corporativa.
Por eso la próxima vez que alguien le pregunte si está trabajando en la Norma de Sostenibilidad Turística, no le conteste: “es que sin la norma no podré sacar el Registro Nacional de Turismo”, no le diga que a usted solo le interesa su negocio y el dinero, recuerde que usted vive en uno de los países más diversos del mundo, donde está trabajando en la norma de sostenibilidad, por su ética y responsabilidad con las futuras generaciones, por el país, por la cultura, por lo ambiental, por sus hijos, nietos y muchos colombianos más, para que puedan disfrutar de este paraíso de realismo mágico, como hoy lo hacemos usted y yo.

 

Germán Morales Zuñiga
PhD en Biología de la Conservación y Desarrollo Sostenible.
Docente facultad de Ciencias Económicas y Administrativas.
Administración Turística Modalidad Dual.
Universidad Autónoma de Occidente.

 

Comentar

Universidad Autónoma de Occidente - COPYRIGHT ©. All rights reserved. Cali - Colombia 2014

Scroll to top