En turismo, el tamaño sí importa Reviewed by Momizat on . Continuando con la línea de reflexionar sobre los temas de interés para el sector turístico, es importante traer a discusión un concepto básico del cual muchos Continuando con la línea de reflexionar sobre los temas de interés para el sector turístico, es importante traer a discusión un concepto básico del cual muchos Rating: 0

En turismo, el tamaño sí importa

Continuando con la línea de reflexionar sobre los temas de interés para el sector turístico, es importante traer a discusión un concepto básico del cual muchos hablan, muchos desconocen, y a muchos no les gusta por una pequeña relación básica de cantidad-costo-ganancia, y es saber que en turismo, el tamaño del grupo que visita un atractivo sí importa, pues atrás quedaron esos días del turismo de masas degradadoras del entorno, destructoras de la cultura y explotadoras del destino.

 

Hoy estamos en el milenio del desarrollo sostenible, esa es la apuesta de la humanidad para lograr dejar algo de lo que hoy tenemos a las futuras generaciones.

 

Desde Río de Janeiro en 1992, los países del mundo se comprometieron por consolidar un turismo sostenible para el planeta. De esta manera, diversos investigadores, académicos y empresarios del turismo, se han dado a la tarea de lograr desarrollos técnicos para el turismo que permitan que cada vez la operación turística sea de bajo impacto.

 

Un concepto muy importante que deben saber todos los operadores, es que no pueden pasar por alto la ‘Capacidad de Carga Turística’, CCT, un tema sobre el que ya hay literatura, esquemas, modelos y hasta teorías muy famosas para su cálculo efectivo en senderos, destinos, playas y demás lugares de interés para el turismo.

¿Por qué es tan importante la Capacidad de Carga?

La ‘Capacidad de Carga Turística’ tiene como fin, que los operadores turísticos no lleguen a atractivos naturales, culturales y de interés, con números mayores de visitantes superiores a lo que el sitio puede soportar, pues a medida que se aumenta el número de visitantes, aumenta el impacto exponencialmente sobre el destino, pues en muchos casos la capacidad de resiliencia de los sitios es muy baja para la carga que llega.

Este concepto, lo debemos a aquellos que preocupados por el turismo masivo de los años 80 y 90, alertaron a la Organización Mundial del Turismo, sobre los efectos nefastos que un turismo de este tipo podría generar sobre los destinos y el planeta, por ello hoy instituciones como el PNUMA, UICN, WWF, Concejo Global de Turismo Sostenible y Rainforest Alliance, unen esfuerzo en pro de este tipo de implementaciones para los atractivos y destinos.

Un operador turístico que lleve hoy grupos a espacios naturales, senderos ecológicos, ríos, lagunas, humedales en general, bosques, sitios de patrimonio cultural, poblaciones aisladas o de especial interés cultural, o atractivos de ciudad, debe saber y conocer muy bien la Capacidad de Carga del sitio, para evitar su impacto negativo.

Historia que aún está vigente

Jaldún, Graunt y Malthus, padres de la ‘Demografía’ y la ‘Dinámica de poblaciones’, se atrevieron a pensar que las ciudades deberían tener un límite de crecimiento y que los ecosistemas y los recursos no eran infinitos, fue así como se dio inicio a esta propuesta mundial, y de hecho denominaron la famosa inflexión de su curva de crecimiento como la constante K o la Capacidad de Carga de la población.

 

Vale la pena recordar a David N. Cole y George H. Stankey, quienes a finales de los años 70 trabajaron uno de los primeros métodos de capacidad de carga como fue el del Limite Aceptable de Cambio, LAC, que aplicaron a mediados de 1980, enfocado en el Bob Marshall Wilderness Complex (tres áreas naturales contiguas: Bob Marshall, Great Bear, y Scapegoal) al noroeste del estado de Montana, en los Estados Unidos.

 

Igualmente, Graefe et al. (1990), propusieron el método del ‘Manejo del Impacto por Visitantes’, y así mismo Tayler (1990), propuso el método denominado ‘Manejo de las Acciones de los Visitantes’.


Señor empresario, tenga en cuenta estas recomendaciones si quiere hacer un turismo con buenas prácticas y uso sostenible:

  1. La Capacidad de Carga Turística, CCT, siempre contempla tres tipos de capacidad de carga: la ‘Capacidad de Carga Física’, la ‘Capacidad de Carga Real’ y la ‘Capacidad de Carga Efectiva’. En este sentido, siempre la Capacidad de Carga Física será mayor que las demás, y la Capacidad de Carga Real será mayor o igual a la Efectiva.

 

  1. Siempre la CCT, deberá ser considerada como una herramienta más, en las propuestas de planificación de los atractivos y destinos, por ello se debe buscar su articulación con los planes de manejo y conservación de los sitios.

 

  1. Recuerde que cada sitio o atractivo a visitar posee unas particularidades específicas, de hecho pueden haber elementos o variables críticas de manejo que hacen de un lugar especial, por ello el operador no puede pensar que siempre los cupos o tamaño del grupo puede ser el mismo.

 

  1. Se reconoce como medida estándar para los operadores, no manejar grupos superiores a 15 personas, pues es el tamaño aceptado para manejo de un guía turístico. Aunque dependiendo del nivel de fragilidad del sitio o de los atractivos, la vida silvestre y sus servicios ecosistémicos, el número puede ser menor.

 

  1. Los miembros de un grupo no deben estar muy apretados entre sí, hay que respetar al menos un metro cuadrado por turista, y en espacios de senderos longitudinales respetar distancia no mayor a dos kilómetros, y una duración máxima de recorrido de interpretación de dos horas.

 

  1. Dado que la CCT depende de aspectos como el clima local, nivel de anegación de los lugares, inclinación del terreno, entre otras, cada lugar para el turismo, principalmente de naturaleza, debe tener en cuenta el tamaño del grupo por sus características locales.

 

  1. Los operadores deben entender que para aumentar la capacidad de resilencia de los sitios y atractivos, se deben hacer cierres de conservación y mantenimiento cuando el lugar lo requiera, pues muchas veces los sitios son tan frágiles que los cierres temporales por plan de manejo son necesarios.

 

  1. Operadores y administradores de atractivos turísticos, deben llevar registros y monitoreo sobre el comportamiento de los lugares, para estar ajustando la capacidad de carga con base a estos comportamientos.

 

 

Reflexiones finales…

Es vital que los operadores, administradores e instituciones públicas y privadas asociadas al turismo, entiendan que la Capacidad de Carga no es un capricho de conservacionistas o académicos del turismo, es una necesidad para garantizar el uso sostenible de los atractivos naturales y culturales y sus servicios para la humanidad, que son sin duda la fuente del desarrollo mundial. El que decide viajar debe comportarse, ser educado y respetuoso, esa debe ser la meta del sector hoy.

Recuerde que la simple pisada de un turista en una área natural, ocasiona efectos, así que si ya son varias docenas los que pisan suelos frágiles, se genera algo que los conservacionistas llaman “Efecto pisada de ganado”.

 Finalmente, siempre que usted amigo del turismo decida armar una operación, o desarrollo turístico, hágalo con conocimiento de causa, para que así los cupos de su paquete sean hasta agotar Capacidad de Carga y no hasta extinguir el inventario.

También consulta

El turismo masivo destruye Venecia

 

 

Por:

Germán Morales Zuñiga
PhD en Biología de la Conservación y Desarrollo Sostenible
Docente facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, programa Administración de Empresas, modalidad Dual, énfasis en Turismo
Universidad Autónoma de Occidente
gmorales@uao.edu.co

Comentar

Universidad Autónoma de Occidente - COPYRIGHT ©. All rights reserved. Cali - Colombia 2014

Scroll to top